Fundación Corazonistas

Ruta: Noticias

Intervenciones emergencia COVID19

conoce el trabajo en el Hogar Policarpo

En la Residencia Hermano Policarpo de Yurimaguas (Perú) durante la pandemia los alumnos no han tenido clases. Sin embargo, en una zona donde el 30% de los hogares no cuentan con tecnología ni libros, es más importante que nunca hacer llegar la educación para evitar la deserción escolar. Con este cometido está siendo clave la sala de cómputo instalada en la comunidad nativa de Balsapuerto. Se trata de un proyecto sufragado por Fundación Corazonistas con los ordenadores en una primera etapa y ahora con el sostenimiento de un profesor, internet y el gasoil de los generadores eléctricos necesarios por la falta de suministro.

En esta región los alumnos viven muy lejos de los centros educativos (2-4 días a pie). La Residencia Hermano Policarpo proporciona a los jóvenes la estructura necesaria para, incluso en estas condiciones, seguir adelante con los estudios. La Residencia reabrió en cuanto fue posible y con las precauciones necesarias, ante la demanda de los estudiantes. En la actualidad residen en ella 10 alumnos que precisan una manutención diaria. Además, urge dotar a la residencia de una habitación aislada y con baño para los posibles casos que se pudieran detectar de coronavirus.

Además de las labores educativas, los hermanos Corazonistas, son un referente en Yurimaguas donde colaboran en todo lo que pueden desde hace casi 40 años. Ante la necesidad alimentaria de las familias que no tienen ahorros ni pueden trabajar confinados, los hermanos han proporcionado a numerosas familias comida para subsistir estos meses.

Debido a la situación de EMERGENCIA COVID, es necesario dotar a las residencias y centros educativos de las herramientas necesarias para seguir acogiendo y educando (botiquines, geles, medidas de higiene en un lugar donde el acceso al agua salubre es difícil...).

La cantidad solicitada a Fundación Corazonistas para el proyecto de la Residencia Hermano Policarpo de Yurimaguas asciende a 8.850€.

Campaña dale oxígeno a Lagunas

Desde Lagunas en la selva peruana la labor de os hermanos Corazonistas ha sido infatigable durante la pandemia. Hasta la fecha, las clases en el colegio Misional Goretti no se han reestablecido, tampoco por tanto los alumnos de la residencia intercultural Goretti. Los hermanos han tenido que ser muy creativos para dar acceso a la educación y con la mayor Calidad posible para los alumnos, sin tener en sus casas apoyo tecnológico, de libros o de internet. Ingente ha sido la labor de preparación de materiales que les han acercado uno a uno, para evitar el abandono de los estudios.

Por la situación critica de falta de alimentos en muchos hogares con la falta de trabajo, los hermanos desde la pandemia también acercan a las familias comida para sobrevivir en estas circunstancias que afectan, sobre todo, a los más pobres.

Además de las actuaciones mencionadas hay que añadir un tercero debido a la situación de emergencia: Dotar a los internados y centros formativos de las herramientas necesarias para seguir acogiendo y educando en situación de pandemia (botiquines, geles, medidas de higiene en un lugar donde el acceso al agua salubre es difícil, internet para transmitir las clases…

La referencia de la comunidad de hermanos laicos en Lagunas ha sido clave al atender esta EMERGENCIA COVID, poniendo sus medios personales y económicos a disposición del centro de salud, aportando dinero para materiales y medicamentos y habilitando en el internado y en la parroquia espacios de aislamiento para personas con coronavirus.

 

Emergencia Ecuador

Con la ausencia de clases en la provincia del Napo (Ecuador) los hermanos corazonistas y demás profesores de la zona han tenido mucho trabajo. Han acercado a cada casa a los alumnos de unos 20 colegios, libros, cuadernos, hojas... para intentar que se siguieran formando en hogares faltos de tecnología, y así intentar evitar el aumento de la brecha educativa o incluso el abandono escolar.

Los hermanos han resultado ser un gran apoyo para las familias indígenas, imposibilitados para vender ni comprar por la cuarentena y sin ahorros ni despensas llenas. En estos hogares solo se ha podido comer una vez al día. Respondiendo ante esta crisis, les hemos aportado KITS mensuales de alimentación a las 30 familias más necesitadas.

Como parte de la EMERGENCIA COVID, se ha dotado a 20 colegios y 20 parroquias de materiales para seguir haciendo frente a la pandemia y continuar la acogida y educación desinfectantes...).

La cantidad solicitada Fundación Corazonistas para este proyecto en la región Napo de Ecuador es de aproximadamente a 8.000€ al cambio.

Conoce la labor corazonista en el Napo
Joomlart

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para saber más acerca de las cookies que utilizamos y cómo borrarlas vea nuestra Política de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk